Solución DIBAL para una empresa dedicada a la gestión integral de efectivos

Conoce al detalle el caso de éxito: Cómo logramos automatizar y simplificar las operaciones de la compañía en la elaboración de agrupaciones de monedas/billetes para sus clientes.

Solución DIBAL para una empresa dedicada a la gestión integral de efectivos

En DIBAL llevamos casi 30 años, desde 1992, proporcionando soluciones en pesaje y etiquetado a la industria (alimentaria, automotriz, construcción, química, máquina herramienta, etc.). Ser los dueños de todo el proceso -diseño, fabricación y comercialización de los equipos- nos permite ofrecer a las empresas soluciones adaptadas a necesidades muy concretas. De hecho, esta es una de nuestras pasiones: los retos que nos plantean los clientes. Para afrontarlos y solucionarlos contamos con un excelente equipo humano volcado en la I+D+i que colabora, además, con importantes centros tecnológicos, asociaciones empresariales y otros proveedores de primera línea.

Hace unos años resolvimos uno de estos desafíos planteado por una compañía multinacional dedicada a la gestión integral de efectivos tanto para entidades financieras como para clientes comerciales. 

Te contamos el CASO DE ÉXITO paso por paso: 

1)   LA SITUACIÓN

Uno de los trabajos de la empresa consiste en elaborar agrupaciones de monedas/billetes para entregar a tiendas (sus clientes) y que estas puedan arrancar la jornada con cambio en sus cajas. Estas agrupaciones de monedas/billetes tienen un importe total y también una combinación determinada de monedas y billetes en función del cliente. Así, para una agrupación de, pongamos, 200€, se podría contemplar algo como esto (siempre según indicaciones del cliente):

  • Una bolsa/paquete con ‘x’ monedas de 5 céntimos.
  • Una bolsa/paquete con ‘x’ monedas de 10 céntimos.
  • Con ‘x’ monedas de 20 céntimos.
  • Con ‘x’ monedas de 50 céntimos.
  • Con ‘x’ monedas de 1€.
  • Con ‘x’ monedas de 2€.
  • Con ‘x’ billetes de 5€.

2)   CÓMO PROCEDÍAN ANTES DE CONTACTAR CON DIBAL

Para realizar las distintas agrupaciones se utilizaba:

  • Una balanza de pesaje.
  • Un programa informático que mostraba la información correspondiente a cada agrupación de moneda en un PC.
  • Una impresora.

El trabajador conformaba manualmente la agrupación de monedas/billetes que necesitaba; a continuación, la colocaba en la balanza para comprobar que pesaba exactamente lo que debía pesar; y si todo estaba ‘ok’, finalmente imprimía la etiqueta del total y la pegaba.

3)   LA SOLUCIÓN DE DIBAL

El objetivo era automatizar y simplificar las operaciones, así como reducir los posibles errores humanos. En definitiva: ser más eficientes. Para ello, se planteó lo siguiente:

  • Hardware: una etiquetadora manual, la LP-3000, conectada a una plataforma también DIBAL.

  • Software: la etiquetadora memoriza toda la información de agrupaciones de monedas/billetes necesarias, así como los datos de clientes, datos de operarios para su identificación, etc.

 

Queremos destacar, además, que las etiquetadoras salen siempre de nuestras instalaciones ya configuradas con la base de datos correspondiente y con toda la información precargada, según indicaciones del cliente. De esta forma, los centros de trabajo de la compañía/cliente a los que se envían los equipos no tienen que hacer nada. Si por lo que sea fuera necesario realizar algún cambio en la configuración, bastaría con introducir una clave de seguridad para acceder a dichos datos.

Estos son los pasos que sigue ahora el trabajador/operario con las solución DIBAL:

  • Se identifica en la etiquetadora manual LP-3000 con el código que le corresponde. 
  • Selecciona en la pantalla de la LP-3000 el cliente para el que va a preparar las agrupaciones de monedas/billetes. 
  • Una vez identificado el cliente, puede seleccionar la agrupación de monedas/billetes que va a preparar. La etiquetadora ya tiene memorizada la combinación de monedas y billetes, y su peso total para la comprobación final. 
  • El trabajador prepara a mano los paquetes/bolsas de las monedas/billetes que componen la agrupación y, una vez listos, los pesa todos juntos en la plataforma conectada a la etiquetadora. Cuando el peso es el que la etiquetadora tiene memorizado para esa agrupación, se genera e imprime la etiqueta correspondiente con la información del lote, el operario, la fecha, hora, peso, importe total en la agrupación y un código de barras alfanumérico indicando el artículo y el lote al que pertenece, así como unos códigos datamax para su lectura con escáner pistola y posterior recogida de datos. 

  

Desarrollamos esta solución en el 2015 y desde entonces no hemos dejado de colaborar con esta multinacional. Más en concreto, con sus delegaciones en la península, con la de Canarias y con la de Marruecos. Otros productos DIBAL con los que trabaja son:

  • Transpaletas para el pesaje de palets.
  • Equipos automáticos de pesaje y etiquetado LS-4000, que han sustituido a otros de generaciones anteriores. Por este equipo pasan paquetes retractilados de canutos de monedas. El equipo comprueba que el peso del paquete se encuentra dentro del rango definido para ese artículo, es decir, que en el paquete no hay canutos con monedas de más o de menos. Si el peso se encuentra fuera de rango, el paquete es expulsado de la línea; si está dentro de rango, el equipo lo etiqueta con la información del lote correspondiente y lo traslada a un agrupador que va distribuyendo los paquetes a un lado y otro para conformar cajas.

 

¿Tienes algún reto o prueba para nosotros? ¿Necesitas que te guiemos o asesoremos en la aplicabilidad de nuestra tecnología de pesaje y etiquetado en tus procesos? Contáctanos, estamos deseando escucharte.