Quiénes somos

Expertos en soluciones de pesaje y etiquetado para los sectores del comercio y la industria desde 1985

Trayectoria

El origen de Dibal, S.A. se remonta a 1985, año en el que comenzamos con la fabricación de balanzas comerciales como parte integrante del Grupo Novatronic, que era reconocido por sus actividades en el campo de la ingeniería electrónica y las comunicaciones.

La conjunción del know-how de Novatronic y de Dibal, permitió el lanzamiento en 1986 de la balanza electrónica dotada de un sistema de comunicaciones a ordenador pionero en España. Tres años más tarde, desarrollamos la balanza con dos impresoras (para tickets y etiquetas), una solución altamente valorada por nuestros clientes del sector del comercio por el ahorro de costes que les supone.

Con objeto de dar respuesta a los continuos requerimientos de los clientes, ampliamos nuestro campo de actuación, desarrollando también equipos de pesaje industrial y sistemas de pesaje y etiquetado automático a partir de 1992.

En los años posteriores seguimos trabajando para ajustar nuestra oferta a las nuevas necesidades del mercado: balanzas adaptadas al cambio de moneda (€), balanzas PC, equipos industriales con pesaje dinámico, etc.

En 2013 volvemos a revolucionar el mercado de las balanzas comerciales con el lanzamiento de la única balanza electrónica con pantalla táctil a nivel mundial (la D-900).

En el ámbito industrial, los últimos desarrollos se han centrado principalmente en incrementar los rendimientos de los equipos, y facilitar el uso de los mismos a los operarios haciéndolos más intuitivos (pantallas táctiles, diseños más visuales, gestión de la información mediante gráficos y estadísticas, etc.). Fruto de este esfuerzo, en 2015 lanzamos la gama 4000+.

A día de hoy, más de 150 personas trabajamos en Dibal para aportar las mejores soluciones basadas en pesaje y etiquetado a los sectores del comercio y la industria. Nuestra marca es líder en España en el mercado de balanzas comerciales, y uno de los referentes internacionales; en la industria, cada vez son más las empresas  que confían en nuestro buen hacer y experiencia.